Transformación digital en pandemia

Editorial
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Para generar valor social y económico, estimular la productividad y favorecer el bienestar de la población, el directorio de la CAF, Banco de Desarrollo de América Latina, aprobó a Colombia un préstamo de USD$500 millones, para apuntalar los avances del gobierno nacional en materia de reformas para la transformación digital del Estado y la reactivación económica, lo que sin duda es una ayuda de gran valor para avanzar en ese campo.

El samario Sergio Díaz-Granados, quien se desempeñaba como director del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, para Colombia y Perú, fue elegido el  lunes pasado como el nuevo presidente de la CAF, el segundo organismo de este tipo más importante de la región, elección que se llevó a cabo durante una reunión privada y semipresencial celebrada en el Palacio Nacional de México. Los 19 países accionistas de la entidad eligieron por mayoría al colombiano quien se impuso al argentino Christian Asinelli actual subsecretario de Relaciones Financieras Internacionales para el Desarrollo de la Secretaría de Asuntos Estratégicos de la Presidencia de Argentina.

Banco de Desarrollo de América Latina, antiguamente como Corporación Andina de Fomento, es un Banco de desarrollo que tiene como misión impulsar el desarrollo sostenible y la integración regional en América Latina, mediante el financiamiento de proyectos de los sectores público y privado, la provisión de cooperación técnica y otros servicios especializados.

La CAF, institución financiera multilateral cuya misión es apoyar el desarrollo sostenible de sus países accionistas y la integración regional, también atiende a los sectores público y privado, suministrando productos y servicios financieros múltiples a una amplia cartera de clientes, constituida por los gobiernos de los Estados accionistas, instituciones financieras y empresas públicas y privadas.

Colombia se beneficiará con los avances en servicios públicos digitales de calidad, el aprovechamiento de datos y la inteligencia artificial para mejorar las políticas públicas, ya que este préstamo implica un respaldo a los avances que el gobierno de Colombia ha realizado en los últimos años en materia de transformación digital y, sin lugar a dudar, contribuirá a acelerar la modernización digital del Estado, la recuperación económica y a agilizar todavía más la gestión pública del país.

El Programa de Apoyo para la Transformación Digital del Estado para la reactivación tiene los como ejes estratégicos, la disminución de las barreras que impiden la incorporación de las tecnologías digitales en las entidades públicas a través del desarrollo de condiciones que habiliten la innovación digital en el sector público; generación de valor económico y social mediante nuevos procesos y productos asociados al uso de la tecnología y la articulación de las políticas en materia de transformación digital en las diferentes entidades del Estado, garantizando una visión integral y un proceso articulado.

Con este nuevo apoyo de la Caf, se busca impulsar el desarrollo de la gobernanza de los datos e inteligencia artificial dado su rol como acelerador de la transformación digital y, como tema de gran prioridad e importancia por su contextualización actual, el fortalecimiento del marco institucional y desarrollo de capacidades en el Estado para que el país pueda retomar la ruta de desarrollo que estaba recorriendo cuando fue golpeado por la Covid-19.

Se debe destacar un punto especial que es la integración de la transformación digital en el Estado como eje de la estrategia de reactivación económica del país, proceso en el que está inmerso el país, más ahora cuando se  ha logrado vacunar a más de 20 millones de colombianos, que pueden estar un poco más seguros, pero no abandonar los protocolos de bioseguridad.

La CAF ha acompañado esta agenda a través de asesoría y asistencia técnica en áreas como innovación pública, gobernanza de datos, inteligencia artificial, agilización regulatoria, y emprendimiento “govtech”. En los últimos cinco años, 2016-2020, la CAF aprobó operaciones para Colombia por USD$9.164 millones, lo cual representa un promedio de USD$1.833 millones por año, equivalente al 14% del total aprobado por CAF en dicho período.

Por otro lado, en el mismo período, los desembolsos totales ascendieron a USD$9.803 millones, 19,8% del total desembolsado a los países accionistas. Al cierre de diciembre de 2020, la cartera de Colombia se ubicó en USD$3.036 millones, equivalente al 10,6% de la cartera de CAF.



Más Noticias de esta sección