Narrativa falsa y negativa

Editorial
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Hay que ser conscientes y realistas de que, con motivo de la elección del nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, el país será otro; habrá un cambio drástico el cual se presume no será el mejor, ni el más conveniente.

Obviamente el giro que se dará en la dirección del Estado por tratarse de una ideología absolutamente comunista ya se está observando en el estilo que ha mostrado el Presidente a partir de su reconocimiento como nuevo Jefe de Estado. Hay un autor anónimo que  señala: “perder unas elecciones en una democracia es lo normal, pero lo grave es perder la democracia en unas elecciones”. Eso fue lo que sucedió el 19 de junio ya que en el proceso electoral, el Pacto Histórico se valió de todo; no hubo ética puesto que nunca la han tenido; las falsas aseveraciones; los engaños; los ataques bajos a sus contrincantes;  las amenazas a aquellos que no estaban con ellos; en fin, toda una guerra sucia inherente a sus ejemplos estalinianos y putinistas con miras a obtener el poder a como dé lugar. Además, el fraude les funcionó; ellos son los buenos los otros son los malos por no comulgar con sus ideas todos los demás son nazistas, hitlerianos y fascistas, como Putin a Zelensky Presidente de Ucrania un auténtico judío lo endilgó de nazi y así trató de justificar la invasión. De manera que los petristas actuaron como suelen hacerlo los que profesan el ideario bolchevique.

El nuevo presidente todo el tiempo afirmaba que no era leninista, hasta el punto de que se atrevió a decir que él que practicaba la doctrina chavista y madurista era el presidente Duque quién, en su sentir, es un dictador, opresor y asesino, siendo el colmo de los colmos.

Esa era la narrativa falsa y negativa contra el gobierno de Duque que se pregonó por el mundo. Los diarios, revistas y noticieros radiales y televisivos de su corriente ideológica en todo el orbe magnificaban esas informaciones carentes de veracidad; pero ellos mismos saben el efecto en contra del afectado y a favor de ellos, por eso lo hacen. Una mentira repetida es una media verdad, debido a que son expertos en tergiversar todas las cosas, porque lo que  dicen hoy a los pocos días dicen lo contrario o comentan otra cosa totalmente distinta de aquella que dijeron. Esa es su técnica.

Es así que Clara López, la sobrina del expresidente López Michelsen, en los “petrovideos” tranquilamente argumentaba apoyando los mensajes de la cloaca electoral “de que se podía decir algo ahora y después se cambiaba y se comentaba otra cosa distinta”.

Eso es lo normal entre ellos. Hoy por las redes sociales, internet, la información en directo y al instante podemos conocer cómo operan y cuáles son las armas que usan. Antiguamente, todas las atrocidades, el hambre que padecieron sus pueblos, los asesinatos, la violación de los derechos humanos de Stalin se vinieron a saber con la publicación del “Archipiélago de Gulag” de Alexander Solzhenitsyn. Pasaron muchos años sin conocerse lo que pasaba bajo ese yugo comunista y no había forma de tener una idea o conocimiento de esta pavorosa situación plos funestos hechos políticos antidemocráticos de Venezuela, Cuba, Nicaragua y también en Rusia de inmediato se tiene conocimiento, de tal suerte que esos países no pueden ocultar todas sus medidas totalitarias.

Al presidente Duque sin duda la historia le reconocerá sus ejecutorias. Lo calumniaron, lo atacaron, lo vilipendiaron y quisieron por la fuerza derrumbar su régimen y no lo lograron dado que con la intervención del Ejército se logró controlar el orden público. Manifestaron con el presidente electo a la cabeza que no había contratos con las farmacéuticas y por tanto no habría vacunación, que en tres años se empezaría a vacunar y los hechos demostraron que todo era una falacia sin fundamento. La OMS consideró ejemplar el manejo de la pandemia y de la vacunación y por ello nombró como asesor de esa organización a nuestro primer mandatario y a su ministro de Salud. El manejo económico, antes y después de la pandemia, colocó a Colombia como una de las naciones que produjo índices de recuperación de la economía respecto del PIB de los más altos del mundo por encima de muchas potencias de alto desarrollo. Sin embargo, no solo desconocían esa verdad, sino que le atribuían toda la pobreza al gobierno del presidente Duque; no obstante, sus buenos resultados en forma general de su gobierno en las encuestas injustamente lo han castigado sobre la base de la desinformación y las noticias distorsionadas.



Más Noticias de esta sección