Las alertas de Uribe

Editorial
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El mejor ejemplo de democracia, de ejercer una oposición sin violencia y sin primeras líneas, lo está dando el ex presidente Álvaro Uribe Vélez, quien con sus reuniones con el presidente Gustavo Petro, envía también a toda Colombia, un mensaje de tolerancia y compromiso por Colombia, por encima de cualquier consideración partidista, política o personal.

El expresidente y líder del partido opositor Centro Democrático, Álvaro Uribe, alertó en la reunión del martes con el mandatario Gustavo Petro, sobre sus reformas insistiendo en que la mejor reforma es dejar que la economía siga creciendo, controlar la evasión y un Estado sin corrupción,  encuentro que ambas partes definieron como marcado por el diálogo.

Esta segunda reunión, la primera después de la gran marcha en donde miles de colombianos expresaron en forma libre y sin violencia, su rechazo a lo que se ha conocido de la reforma tributaria y la salud, entre otros aspectos del gobierno del Pacto Histórico, muestra, ante todo, que, a pesar de ser enemigos de ideologías, se puede llegar a concertar y establecer puentes de comunicación para que los colombianos salgan favorecidos con las decisiones de sus líderes políticos. 

El ex presidente Uribe Vélez, quien mostró su gratitud por ceder este espacio generoso y constructivo al jefe  del partido  opositor, hizo bien en  transmitir las preocupaciones de muchos colombianos de cómo se está manejando  al país. También hizo bien Uribe Vélez, al insistirle al Gobierno que tiene una fuente de recursos que se debería estimar más en su exacta dimensión, que es el crecimiento de la economía y control de evasión, como mecanismo para defender también la estabilidad económica del gobierno, una de las promesas presidencial de la campaña Petro; además, si sigue con esta tendencia el presidente Petro podría cumplir su promesa social sin necesidad de aplicar una reforma tributaria, que lastimas mucho más al colombiano del común.

La mejor fuente de superación de problemas sociales es una economía creciendo permanentemente, y esto es lo que  preocupa de las reformas, en referencia no solo a la tributaria, sino también al alza de combustibles, la reforma laboral, de salud, energética y de pensiones.

Los contradictores políticos, inclusive aquellos no políticos, hace mucho tiempo vienen vendiendo la idea de que Uribe es el culpable de todo lo malo que le sucede al país,  simple y sencillamente porque no tienen argumentos y día a día, el expresidente les demuestra, como acciones como la del lunes, que todo es una sarta de mentiras sin fundamentos, que se han tejido en su contra, Contrariamente a esta acusación, Uribe ha buscado acuerdos y debe seguir en esa tarea, tal cual él lo expresó porque es importante decirles a los colombianos que se están buscando maneras para que la tarea sea constructiva y los ganadores sean los colombianos.

Es acertada la forma como el Centro Democrático está trabajando en ser una oposición constructiva, una oposición que sepa dialogar, oponerse con argumentos, que escucha y que también tenga disposición de lograr acuerdos y lo está demostrando con las reuniones que ya ha adelantado con el presidente Petro. Lo anterior no significa que vayan a suprimir su entender sobre el país y dejar de defender sus ideas, sobre todo, porque se considera que una reforma no puede sacrificar el crecimiento de la economía, la inversión, el empleo, el ahorro y el consumo.

Colombia necesita cambios y  se debe estar  dispuestos a apoyar a aquellos que beneficien a los colombianos; pero, cambiar lo que no funciona no puede ser el pretexto que justifique cambiar lo que sí funciona, y eso Petro debe saberlo y ser consciente de ello, antes de presentar la reforma sector de la salud, que de plantearse como se conoce hasta ahora, sería causar un implosión en el sector, retroceder y perder en lo que se ha avanzado.



Más Noticias de esta sección