Columnistas de La Guajira

Jesús Iguarán Iguarán

Columna: Opinión

e-mail: jaiisijuana@hotmail.com

Iván Velázquez, el nuevo ministro de Defensa de los colombianos confirmó que no habrá bombardeos cuando haya menores de edad involucrados o se afecte la población civil. 

El primer proyecto de ley a la posesión del presidente Petro, fue la Reforma Tributaria, un proyecto que no guarda ninguna diferencia con el presentado por el ministro Alberto Carrasquilla el pasado año, por uno impuestos que deberían colocar, el pueblo se reveló en grandes disturbios, incendiando Inspecciones de Policías, paro nacional de transporte, ataque a los buses de Transmilenio e incluso ocasionó perdida de vida de algunos policías y civiles.

Iván Velázquez, el nuevo ministro de Defensa de los colombianos confirmó que no habrá bombardeos cuando haya menores de edad involucrados o se afecte la población civil.  

No nos hemos acercado siquiera al primer mes del nuevo gobierno y se está notando claramente que el partido del presidente Gustavo Petro, se está apoderando de los poderes de la democracia.

El país ya va a cumplir setenta años sin saber lo que es un gobierno dictatorial, la próxima semana entrará a gobernar supuestamente un nuevo régimen que probablemente se rija por el lado del izquierdismo y desconozca la voluntad popular que ganó con retórica y homérica lucha, mereciendo los aplausos del pueblo que con entera fe creyó en su programa de gobierno.

El pasado miércoles el país instaló el nuevo Congreso que legislará en los próximos cuatro años, por norma constitucional debe el presidente de la República instalarlo, el protocolo constitucional se cumplió, pero no cabalmente, mientras el presidente hacía uso de la palabra e informaba una radiografía de su labor como primer mandatario de la nación en los últimos cuatro años, fue abucheado por la mayoría de los que tendrán a cargo la nueva legislación nacional.
 

Juzgo que la situación actual de nuestro país es de la más alarmante gravedad y que ha llegado el momento en que el ciudadano adopte medidas supremas y haga valer el poder de su voto.

Cada vez que se convoca a unas elecciones en este país nace, surgen dos jergas que se le pueden llamar “idioma electoral”. Cada candidato se empeña en mostrar al pueblo sus divinidades y hazañas que han realizado durante su vida pública.

“El Perú es un mendigo sentado en un banco de oro”, es una conocida frase atribuida a Antonio Raimondi. El pasado año el fundador de un nuevo socialismo democrático peruano, Pedro Castillo fue elegido con una frase parecida, “No más pobres en un país rico”, además agregaba “Si el Perú es un país rico y el pueblo está empobrecido es porque alguien se lo roba” con esa sencilla y potente ecuación del mensaje convenció a los peruanos.

Cuando se acercaba el final de la década de los años 70, Luis Herrera Campins fue elegido por el periodo constitucional 1979 al 1984. En su discurso de posesión ante el congreso y ante el continente manifestó, que había recibido una Venezuela embargada.

Los cuatros cupos que le asignan al futbol suramericano para el mundial de Qatar 2022, ya están copados, sólo el cupo del repechaje, es decir la última oportunidad que se da a un equipo de futbol para que continúe y pueda asistir al mundo del balompié.

Analizando los resultados de las pasadas elecciones, aún no puede confirmarse quien pueda ser el mandatario de los colombianos. No hay que negar que es notable la presencia del izquierdismo, sobre todo en la rama legislativa, que alcanzó 16 curules en el Senado y 25 en la Cámara de Representante, sin embargo, el discurso de las cifras no evidencia que el nuevo partido Pacto Histórico será el gran ganador de la presidencia.

Colombia, por ser exportador, es uno de los países beneficiados con este nuevo boom de los precios del petróleo y el carbón, ahora que están en la cresta de la ola, el petróleo superando la barrera psicológica de lao US $100 el barril y el carbón rozando los US $200 la tonelada.

No hay duda de que el país anhela la paz, la mayor prueba de esta ambición en busca de la tranquilidad se vio reflejada el 17 de junio de 1998 cuando apenas faltaban 4 días para el segundo debate de elecciones presidenciales. El candidato Andrés Pastrana en las montañas de Colombia divulgó fotografías, afiches, videos de su encuentro con Manuel Marulanda (Tirofijo), Víctor Rojas (Mono Jojoy), Alfonso Cano y demás miembros del secretariado de la Farc en las montañas de Colombia. Este encuentro fue el mayor mensaje que pudimos asimilar los colombianos, el candidato presidencial se acababa de reunir con los más altos terroristas del continente en propuesta de paz. Convencido el pueblo que la costosa paz se encontraba casi realizada, dio un vuelto total al resultado del primer debate electoral, el candidato Andrés Pastrana que había perdido en el primer debate, resultó siendo el presidente electo de los colombianos, cuando sólo habían pasado cuatro días de este encuentro.

A pesar de haber perdido con Ecuador 6 a1 y con Uruguay 3 a cero, aún no nos identificábamos, como pésimos participantes en las eliminatorias del mundial de Qatar 2022, pues habíamos derrotado a Venezuela por tres a cero y como visitante empatamos con Chile 2 a 2, luego en Barranquilla el onceno brasilero no pudo vencernos, como visitante empatamos con Paraguay 1 a 1, en Lima le ganados a Perú 3 a 0, nuevamente en Barranquilla nos medimos con Argentina.

A pesar de que sin duda somos vistos como una potencia mundial en las ramas del ciclismo aficionado y profesional, aún no guardamos experiencia en cuanto a etapas realizadas en contra del reloj.

Hace una década Uribia, el pueblo más norteño de la nación, no conocía la violencia, por sus calles siempre campearon la generosidad, la nobleza, la tranquilidad y la consigna de la paz, no se conocía un atisbo de intimación, las inconformidades sólo se traducían en simples querellas, que al final concluían en disculpas, el pueblo sólo conocía el caminos por donde transita el bienestar económico y únicamente se empeña en alimentar un fuerte anhelo a la cultura, jamás había conocido la violencia y si en ocasiones muy fugases se llegaba a presentar, usaban como única arma, la razón. 

En pasados meses podría decirse que 40 días consecutivos de protesta generaron 3.200 bloqueos en las carreteras del país, que según datos del Andi, el paro nacional generó una pérdida de 13 ó 14 billones de pesos es decir unos 3.500 millones de dólares americanos, mientras que la pandemia forjó a las empresas pérdidas por 64 billones de pesos suma equivalente a 17.300 millones de dólares.

El pasado domingo el resultado de las elecciones en Chile, muestra notable que el mapa de Latino América se está camino al socialismo. En este siglo el mapa ha cambiado notablemente de sistema de gobierno.

El tráfico de la droga es totalmente del traficante, fueron ellos los que con sus propuestas corozales dispendiosa y enormemente tentadoras marginaron de la lealtad a las autoridades, quienes ejerciendo el poder saliéndose resueltamente del carril de la legalidad estricta.

A pesar de que el ultraderechista José Antonio Kast se impuso en las elecciones del pasado domingo en Chile, el resultado no ha sido un fuerte mensaje claro para quienes ostentan el poder, luego que el resultado arrojó apenas un 28% a favor de Kast y un 25, 67% a favor de su inmediato seguidor Gabriel Boric, una diferencia que no se no supera el 3% de los sufragios.

Así comenzó la esclavitud en el alta Guajira

Al gobierno estatal le consta que la alta guajira posee históricamente un gran enemigo que supera los torbellinos de muertos que podía ocasionar las más mortales de las epidemias, sin embargo, le sido indiferente escuchar sus suplicas.

Uno de los grandes flagelos que paulatinamente asoma con gran frenesí en nuestro suelo colombiano es sin duda la inseguridad social. A diario la televisión nacional ocupa varios minutos en sus noticieros entregando informes sobre como se muestra la inseguridad en nuestras ciudades, lo que ha desestabilizado el orden social, ha generado repudio y descontento a los asociados que se ven afectado en su colectividad y cotidianidad. Toca al Estado la función de castigar al agresor regresando las cosas en lo posible, a la normalidad. 

Cuando el pasado siglo casi culminaba su siclo, Venezuela se consideraba la segunda petrolera estatal más grande del mundo, con una producción que superaba los tres millones de barriles diarios, nuestros vecinos competían con las poderosas compañías sauditas y era más relevante que empresas gigantes como la Royal Dutch Shell.

Venezuela rompió su orfandad con las medallas de oro en los en olímpicos, en el 2012 cuando superaba más de cinco lustros sin ganarla, el esgrimista Rubén Limardo consigue la segunda medalla para su nación y no sólo sacó a Venezuela de la orfandad de medalleros olímpicos, sino que también lo hizo para Latinoamérica que desde 1904 no ganaba una medalla de oro en esta disciplina deportiva, es decir que los latinos americanos habíamos superado más de un siglo sin ostentarla. Razón tenía el presidente Chávez, que sintiéndose orgulloso de su compatriota lanzó la expresión: “Se merece la estada de Bolívar”. 

Cuando culminaba el pasado milenio, (1998) nació en Maicao (La Guajira), un niño aborigen que encontró en ese pueblo un ambiente saturado de optimismo, caldeado de magna epopeya apasionado por las recias virtudes que consumaron entre sacrificios inenarrable el prodigio de triunfar.

“Somos un Mendigo sentado en un banco de oro” esta frase no es mía, pero daría cualquier cosa para que lo fuera, se le atribuye al naturalista y explorador italiano Antonio Raimindi, refiriéndose al Perú.

La justicia penal que hoy se aplican en nuestra Colombia, desgraciadamente se encuentra lejos de ser rápida, pronta, oportuna y eficaz, su paquidérmica marchar ha contribuido al crecimiento de la delincuencia y a generar incomprensión y desconfianza en el ciudadano que a pesar de ser testigos ocular de hechos  criminales, encubre su valor civil absteniéndose de colaborar con decisión y entusiasmo con la justicia, porque la considera engorrosas, deficientes, impropios y lentos los procedimientos, si es que muchos no los estiman inútiles, igualmente se encuentra desprotegido, sin instrumentos adecuados, sin autoridad que pueda blindar su humanidad y a merced de la criminalidad organizada, que lo amenaza, lo amedrenta, lo ataca, lo agrede directa o indirectamente para que abandone el país o su labor y si llegase a demostrar su profundo valor civil, se convierte en un nuevo mártir, en una cifra más del implacable aumento de la criminalidad.     

El país ya superó los 90 días de haber iniciado el plan de vacunación, la tarea no ha sido disecciónate, pues de conservar esta dinámica podíamos acercarnos al objetivo de aplicar 200.000 dosis por día. Debemos tener en cuenta que el país pasa por grave desafío de movilización por efecto del paro nacional que probablemente se prolongue a un mes.